Capítulo 6: Computadoras y procesamiento de información

Casos de estudio



CheckFree examina el costo total de propiedad

CheckFree, con sede en Norcross, Georgia, es un importante proveedor de servicios de comercio electrónico, servicios de manejo de carteras institucionales y software de aplicaciones financieras para 2.4 millones de suscriptores personales, 1,000 negocios y 850 instituciones financieras, incluidos los 500 bancos más grandes de Estados Unidos. CheckFree procesa 70% de todos los pagos de facturas de consumidores electrónicos. Aunque la compañía es un líder en el pago de facturas electrónicas y está creciendo a una tasa de 40% anual, tiene competidores en todos sus mercados importantes.

En 1996 y a principios de 1997, CheckFree efectuó una serie de adquisiciones diseñadas para expandir su gama de servicios de comercio electrónico y financieros convenientes, confiables y económicos. Una adquisición fue la de Servantis Systems Holdings, un experimentado proveedor de software para aplicaciones financieras y servicios a instituciones financieras. Otra fue la de Security APL, un proveedor de servicios de administración de cartera y software a administradores de inversiones institucionales y consumidores. La tercera adquisición fue la de Intuit Services, un proveedor de servicios de banca en casa y pago de facturas, y de software para finanzas personales y pequeños negocios Quicken.

La integración de estas adquisiciones dejó a CheckFree con tres centros de computación que manejar en Columbus, Ohio; Aurora, Illinois; y Austin, Texas. Cada compañía tenía plataformas de hardware y software, procesos de negocios e infraestructuras operativas distintos. Ravi Ganesan, funcionario de tecnología en jefe de CheckFree, recibió la misión de consolidar los tres centros de datos. Tuvo que diseñar una nueva arquitectura de computación que pudiera expandirse para apoyar un mercado potencial de 50 millones de consumidores que algún día podrían usar el servicio de banca y pago de facturas de CheckFree.

El proyecto de consolidar los centros de computación se denominó Proyecto de Integración de Sistemas Genesis. El plan original de CheckFree requería una arquitectura cliente/servidor de varios niveles con servidores distribuidos. Sin embargo, al estudiar el costo total de propiedad (TCO), Ganesan vio que esta arquitectura distribuida costaría más del doble a largo plazo que el entorno centralizado de macrocomputadora actual de la compañía.

Para calcular el TCO de CheckFree, Ganesan examinó el costo de adquisición, los costos de apoyo de por vida y el costo del tiempo de inactividad. La adquisición de nuevo hardware de computación sólo representa el 20% del TCO, mientras que los costos de mano de obra ahora representan más del 70%. Hace 10 o 15 años, casi todo el costo total de propiedad era el costo de hardware de computación.

Al calcular el TCO, Ganesan examinó con detenimiento el aspecto de valor. Él no sólo quería minimizar los costos, sino también determinar el TCO para un nivel de servicio dado de los sistemas de información. A Ganesan le preocupaba el servicio porque era necesario prestar servicios de pago electrónico de facturas con el mismo alto nivel de calidad que otras compañías de la industria de servicios. Un tiempo de inactividad de las computadoras, cuando el sistema no estaba funcionando, de más de siete minutos por cada millón de minutos era inaceptable. Crear un sistema cliente/servidor con el sistema operativo UNIX (véase el capítulo 7) que pudiera ofrecer este nivel de confiabilidad haría que los costos aumentaran. Ganesan estimó que un entorno de computación distribuido habría costado 100% más en apoyo extra y tiempo de inactividad que una arquitectura centralizada.

Según el Gartner Group, una empresa consultora de Stamford, Connecticut, una porción importante del costo total de propiedad proviene de los costos "ocultos". Por ejemplo, uno de los clientes de Gartner gastó $6 millones al año en hardware y software, $3 millones al año en administración de la tecnología de información, $3 millones al año en apoyo y varios millones de dólares al año en desarrollo de infraestructura y comunicaciones. La compañía gastó otros $9 millones en costos ocultos de "usuario final", cuando los usuarios desperdiciaban tiempo tratando de averiguar cómo resolver los problemas con su computadora de escritorio sin consultar al personal de soporte técnico de la compañía. Se perdieron otros $5.5 millones en productividad por no estar funcionando el sistema.

Ganesan optó por construir un centro de computación de vanguardia llamado Ecenter, centralizado en macrocomputadoras situadas en Norcross, porque pensó que ofrecería a CheckFree un TCO más bajo y tendría mayor disponibilidad que una arquitectura distribuida. Ecenter usa tres macrocomputadoras CMOS IBM conectadas a 12 servidores UNIX HP y 50 estaciones de trabajo UNIX económicas de Sun Microsystems enlazadas por una red de alta capacidad. Los datos se almacenan empleando la Arquitectura de Almacenamiento Inteligente de EMC.

Cerca de 500 PC Pentium Hewlett-Packard se conectan a este centro de computación. Todas las PC tienen una configuración estándar que los usuarios no pueden modificar, a fin de ahorrar tiempo y recursos necesarios para apoyar sistemas de escritorio. Si las PC de escritorio experimentan problemas, se pueden corregir en menos de 20 minutos.

Además de consolidar los centros de computación, Ganesan está logrando ahorros al usar de forma eficiente la capacidad de los procesadores y del almacenamiento, eliminando copias innecesarias del software, de los datos y de las herramientas. La compañía ha automatizado muchas tareas de administración, almacenamiento y operación del sistema y ha sustituido su antigua aplicación de pago de facturas por software más moderno y eficiente.

CheckFree invirtió millones de dólares en el proyecto Genesis (tan sólo $18 millones en el ejercicio fiscal de 1998) y no esperaba obtener rendimientos de su inversión antes del ejercicio fiscal de 1999. Aunque Ganesan no quiso divulgar el costo exacto, reconoció que los costos de CheckFree eran mucho mayores que el 10% de sus ingresos, lo cual es normal en la industria de servicios financieros. Hasta septiembre de 1998, el proyecto iba a tiempo y estaba dentro del presupuesto.

Según los estados financieros públicos de CheckFree, sus costos de procesamiento, servicio y apoyo bajaron de 58.2% del total de ingresos a 55.6% entre junio de 1997 y junio de 1998 (en comparación con el 66.8% de los ingresos en el tercer trimestre de 1996). La compañía atribuye sus constantes mejoras en la eficiencia operativa a las economías de escala y a un incremento en el procesamiento electrónico de transacciones, en comparación con el procesamiento en papel. (En junio de 1998, la compañía procesaba electrónicamente 55% de los pagos en su negocio de procesamiento central, en comparación con 45% un año antes.) Los sistemas modernizados de CheckFree ayudaron a hacer esto posible.

Aunque el análisis de TCO aparentemente ha ayudado a CheckFree, algunos expertos opinan que se trata de una métrica deficiente. Las compañías que se concentran únicamente en recortar los costos podrían no darse cuenta de cómo los gastos en tecnología de información pueden añadir valor, elevando los ingresos de la compañía. (Ganesan de CheckFree sí midió los costos comparándolos con el nivel de servicio que sus sistemas prestan.) Además, calcular los costos por usuario y compararlos contra las normas para una industria o arquitectura de sistema dada puede ser engañoso porque cada organización tiene problemas únicos y necesidades de sistemas únicas.

PREGUNTAS DEL CASO DE ESTUDIO

  1. ¿Qué relación había entre el uso de hardware de computación por CheckFree y su estrategia de negocios?
  2. ¿Qué tan compatible fue el hardware elegido por la compañía con su estrategia de negocios?
  3. ¿Fue el costo total de propiedad (TCO) un buen método para evaluar los recursos de hardware de computación en el caso de CheckFree? ¿Por qué sí o por qué no?
  4. ¿Qué cuestiones de administración, organización y tecnología se deben considerar al elegir hardware de computación?



PHLIP was originally conceived and
developed for Prentice Hall with
the expertise of Dan W. Cooper of
Active Learning Technologies, Inc.
and Scott R. Lyman.
© 2000 by Prentice-Hall, Inc.
A Pearson Company
Distance Learning at Prentice Hall
Legal Notice